El sueño y los sueños

En esta entrada me parece interesante hablar sobre el sueño y los sueños, ambos como actividades programadas biológicamente, siendo la segunda, los sueños, un suceso que aparece en la fase REM o sueño paradójico y consecuencia natural, del acto de dormir. 

Este conocimiento puede ayudar a tener un mejor descanso y a mejorar el recuerdo de los sueños.

El sueño como tal es un estado fisiológico que aparece periódicamente en alternancia con el estado de vigilia.

cerebroHoy en día conocemos que la actividad cerebral no es homogénea. Varía en función del estado en el que se encuentra el organismo, gracias a las investigaciones iniciadas en los años 30 del siglo pasado. La actividad del cerebro se mide por señales eléctricas medidas por número de ondas por segundo y estas ondas por su amplitud.

Respecto al estado de sueño, las horas totales que dormimos se organizan en fases recurrentes de 90 minutos aproximadamente. A esta organización estamos sujetos todos los seres humanos y pareces ser que está preestablecida biológicamente. 

A grandes rasgos podemos distinguir tres grandes fases durante el sueño tras su estudio a través del encefalograma. Dicho de otra forma, el funcionamiento eléctrico del cerebro es diferente en función de la fase en la que se encuentra. 

La primera fase es la de adormecimiento caracterizado por el descenso de la temperatura corporal, disminución del ritmo cardiaco y el progresivo descenso en la frecuencia de ondas celebrares, haciéndose más amplias. Vamos perdiendo la conciencia y aparecen las imágenes hipnagógicas.

Tras la fase de adormecimiento entramos en la fase de sueño profundo (Sueño Delta) que podríamos considerar como la verdadera fase de descanso durante el sueño. Es aquí donde las ondas cerebrales alcanzan su máxima amplitud y lentitud.

La progresiva disminución del número de ondas cerebrales concluye con la fase de sueño Rem o paradójico. La actividad cerebral aumenta estando próxima a la del estado de vigilia. Se caracteriza por la supresión de la actividad muscular motora y los movimientos oculares rápidos. Es donde aparecen los sueños como tales. Tras esta fase es común experimentar un leve despertar tras la que regresa a la fase de adormecimiento.

fases del sueño-1Vamos a suponer que dormimos 8 horas. Cada ciclo del sueño son aproximadamente 90 minutos. Por lo tanto, cada noche pasamos unas 5 veces por cada fase, entrando 5 veces en la fase de sueño paradójico o REM, lo que supone 5 sueños paradógicos por noche. Otro aspecto es que la fase REM del sueño va creciendo de duración en la medida en que pasa la noche, siendo las fases del sueño paradójico entradas en la mañana las más largas y más fácilmente recordadas.

Conocida esta información, para obtener un buen descanso y mejorar el recuerdo, la  claridad y la frescura de los sueños es aconsejable programarse las horas de sueño en fracciones de 90 minutos, despertando junto después de la fase del sueño REM.

Espero y deseo que lo aquí expuesto sea de su interés

Hasta la próxima.

Anuncios