Tipos de sueños; Sueños compartidos

800px-Benczúr_Hypnos_1920Dentro de la tipología de los sueños que hasta el momento he identificado y discriminado en entadas anteriores, merecen una mención especial los sueños compartidos. Hornell Hart en su artículo (Towards a New Philosophical Basis for Parapsychological Phenomena) los define como “aquellos en los que dos o más soñadores se sueñan en una situación en común en el tiempo-espacio, e independientemente recuerdan sus alrededores, su conversación o sus interacciones dentro del sueño”.
Según los datos recogidos en el estudio Los sueños exóticos; un estudio transcultural, publicado por Stanley Krippner y L. Faith en 2001, sobre una muestra de 1.666 personas procedentes de 6 países sólo un 0,3% comunicó haber tenido este tipo de vivencia onírica, lo que supone un procedente ínfimo respecto al gran porcentaje de personas que afirman acordarse de sus sueños.
Los sueños compartidos son aquellos donde dos o más soñador@s se citan en sueños, comparten un escenario, que puede ser bien un lugar existente en el mundo externo. Éstos se reúnen para compartir experiencias, encuentros, aprendizajes y/o cualquier cosa. Ya en el mundo de vigilia, los soñadores ponen en común lo soñado, contrastando experiencias.
Parece ser que para poder provocar los sueños compartidos, es imprescindible haber desatollado la lucidez onírica. Una vez familiarizados con el arte de despertarse en los sueños, el siguiente paso será intentar generar o autosugestionarse un sueño colectivo donde haya un eje argumental común que bien puede ser, por ejemplo, un lugar, una serie de acciones y/o el encuentro con personas conocidas. Para finalizar, fijar la noche y la hora aproximada. Es algo parecido a quedar en un lugar, con una serie de personas para ……..con la gran diferencia que el espacio no será tangible y sensible, sino psíquico.
Este fenómeno nos acerca a la telepatía, a la precognición y la clarividencia. Suscita preguntas sobre cual es el sustrato necesario para la experimentación y qué es estar vivo, arremete contra el empirismo, contra la formación del conocimiento y contra ciencia. Nos acerca a lo metafísico, a los transpersonal, a la Psique, al Númen y a lo sagrado.  

Anuncios

Tipos de sueños; Pesadillas

Pesadilla-Nicolaj Abraham AbildgaardLas pesadillas son sueños con una tremenda carga emocional de ansiedad, miedo y angustia en los que el ego onírico está en peligro y hasta amenazado de muerte.
Su recuerdo suele ser claro, su vivencia nítida y genera un gran impacto en la persona que los sueña.
Las pesadillas están catalogadas por el mundo de la psiquiatría como un tipo de parasomnia, un trastorno del sueño. Cabe diferenciarlas de los terrores nocturnos ya que estos hacen su aparición en las primeras fases del sueño (No REM), mientras que las pesadillas residen en sueño paradójico (Fase REM), como consideraciones muy generales
Las pesadillas nos dan pistas sobre los generadores de los sueños. Es muy frecuente que se presenten como consecuencia de situaciones de ansiedad, depresión y están asociadas a los síntomas del estrés postraumático.

En las pesadillas los miedos personales cobran vida, se transforman y se ven reflejados en lo que sucede en el sueño, pudiendo afirmar que el tono emocional de ansiedad, miedo y angustia son sus motores.
Los temas principales que producen pesadillas son verse perseguido, ser atacado, caer, sentirse paralizado, estar ante un examen ante el que no se está preparado y el encuentro con monstruos o personajes terroríficos.
Las pesadillas nos confrontan abiertamente con los propios miedos. Podrían considerarse señales para la persona soñante, acentos de advertencia sobre situaciones, la mayoría de ellas simbólicas, que acechan.
La mayoría de personas nos despertamos sobresaltadas justa antes de ser dañadas. Qué pasaría si en el sueño nos enfrentáramos al peligro que nos amenaza. Quizás estaríamos respondiendo con responsabilidad a los temores que simbólicamente nos amenazan, afrontando abiertamente aquellos que nos atemoriza y nos angustia, en vez de eludirlo y huir. Esto me recuerda una frase de C.G. Jung que dice: “Aquello que rechazamos, nos somete”.

Tipos de sueños; Sueño lúcido

sueño lúcidoLos sueños lúcidos son sueños en los que el soñador/a ha adquirido, dentro de su sueños un estado de consciencia cercano a la consciencia que se tiene en vigilia. Se sabe que se está dormido y soñando, por lo tanto se tiene la comprensión de que lo que experimenta es un sueño, pero a su vez, es experimentado con gran viveza y realismo como si se estuviera fisiológicamente despierto, aunque se esté soportando la más grande de las fantasías.
Este estado de consciencia dentro del sueño hace que se produzca un aumento de las percepciones corporales, de los sentidos y que se pueda actuar de forma voluntaria y consciente sobre lo que sucede en el sueño. En cierto modo, se mantiene la facultad de razonar y la voluntad y la memoria de un modo bastante parecido al estado de vigilia.
Este tipo de sueños pueden aparecer de forma espontanea o por contra entrenarse para desarrollar el estado de lucidez onírica o dicho de otra forma, despertarse dentro de los sueños.
El estado de lucidez onírica puede durar una milésima de segundo o mantener durante minutos, dependiendo de las capacidades de la persona.
La lucidez onírica, en occidente ha contado con muchos detractores, ya que hasta la aparición del electroencefalograma, la comunidad científica dictaminada que la experiencia de lucidez onírica se daba en un estado intermedio entre la conciencia y el sueño o pertenecía al orden de las ensoñaciones (fantasía o sueño despierto). Este descrédito de la comunidad científica no desanimó a una serie de hombres que dedicaron parte de sus vidas a desarrollar métodos para el aumento de la lucidez onírica y a investigar, en primera persona, el despertar en sus sueños. Destacar a Frederik Van Eeden, el cual acuñó el término de sueño lúcido y registró más de 350 sueños lúcidos. P.D. Ouspenski, con más de 20 años dedicados a la observación onírica y el Marqués de Saint-Denys el cual fue capaz de alcanzar el estado de lucidez onírica prácticamente todas la noches.

Tipos de sueños; Sueños de confirmación

sueño de confirmacion1Son aquellos tipos de sueños que corroboran una decisión tomada desde el estado consciente, tras un periodo de reflexión o/y tras un “inside” los cuales nos aportan la determinación, la fuerza y la seguridad necesarias para actuar en sintonía hacia un nuevo paso en la vida.
Al despertar por la mañana y recordar este tipo de sueños se está en un estado interno de certidumbre y convicción que no permiten que las dudas estén presentes. Aquello decidido o aquello sobre lo que se ha tomado consciencia parecen tener una firmeza absoluta.
La experiencia que tengo con estos sueños me hacen pensar que alguna especie de sabiduría interna que bien puede ser llamada, Alma o Ser se hace presente en los sueños y nos indica que ese el el camino correcto para la evolución y nos apoya en ello. Es como si los sueños de confirmación nos indicarán que la acción a punto de ser tomada o tomada ya, junto con el conjunto de procesos mentales y el Ser o Alma estuvieran integrados y unidos hacia un fin que es el desarrollo evolutivo de la persona.
Para poder detectar si el sueño que has tenido corresponde a esta tipología, toma consciencia si éste está en sintonía con alguna decisión o con algún cambio, lo cual no significa que ya estés en marcha, a lo que hay que añadir una gran sensación de seguridad y fuerza que apoyarán aquello decidido y/o el “insight”

Tipos de sueños; Sueños recurrentes.

Rene Magritte1Son aquellos sueños que nos resultan familiares ya que su característica principal es la reiteración. Al despertarnos resulta fácil poderlos asociar a otros sueños. No necesariamente son sueños idénticos que noche tras noche vamos experimentando, sino que son ciertos elementos concretos y constituyentes del sueños los que se van repitiendo sueño tras sueño.

Entrando en la forma del sueño y tal y como he expresado, los sueños recurrentes no presentan una reincidencia absoluta. Lo observado indica a pensar que se reiteran los contenidos a ser descifrados, personajes que una y otra vez interviene en los sueños, acciones que se repiten, escenarios en los que sucede todo, objetos y/o símbolos que por su presencia o ausencia dejan un rastro. Es como si algo desconocido para el Ego , algo de la esfera de lo más profundo de uno mismo, del orden del Ser, se expresara en los sueños y necesitara imperiosamente ser atendido. Algo varado que clama de atención para poder continuar su camino evolutivo que incoherentemente es el propio. Algo que es ajeno a la consciencia, profundo y que anhela dar el próximo paso. En ocasiones este camino evolutivo está bloqueado por contar con experiencias por resolver. En tal caso, los sueños recurrentes, con sus insistencia nos indicarían la necesidad de atención y resolución de tal tema del pasado para “poder pasar página”.

En otras ocasiones, la reiteración de un contendido onírico nos indicaría un camino a seguir, una elección a tomar, una decisión firme tras la que ponerse en marcha y actuar.

Otro aspecto es la frecuencia con que se repiten estos sueños. Mi experiencia en la propia observación de mis sueños y en el apoyo a otras personas me hacen hipotizar que cuanto más impermeable a conocer el contenido que el sueño expresa es la persona, mayor índice de reiteración.

Como las olas contra el acantilado, una tras otra, sin demora, hasta que este no ceda no nos dejarán de “golpear”.

Tipos de sueños; Sueños ordinarios

DSC05933Seguramente recuerdas haber tenido un sueño el cual pareciera una continuación de tu vida en el estado de vigilia. Su realismo y vivencia no son consecuencia del estado de consciencia despierta o lucidez onírica que pueda desarrollarse dentro de los sueños, sino más bien a la fidelidad o semejanza en las acciones, los escenarios, los objetos y los personajes que se proyectan en el sueño. Es como si se hubiera hecho un corta y pega de lo “vivido” y percibido por los sentidos en el mundo despierto, al mundo de los sueños. Casi es inexistente el fenómeno de la distorsión onírica.

Este tipo de sueños se caracterizan por la poca distancia entre el fantástico, metafórico y simbólico mundo de los sueños respecto al mundo tal y como lo percibimos estando despiertos. Pudiera decirse que la brecha de separa los dos mundos es casi inexistente. Uno es la fuente del otro y el espejo del otro.

En ellos el soñador se reconoce a si mismo con las mismas señas de identidad que en estado consciente. Se viste, se mueve, se relaciona, actúa de la misma forma, frecuenta los mismos espacios y los comparte con las personas y objetos que figuran en el mundo de los ojos abiertos.

Este tipo de sueños reproducen acciones cotidianas sin apenas distorsión, parecen reproducciones de momentos de día o días anteriores. Lo que se refleja es fácilmente reconocible.

Personalmente me cuestiono que sentido tienen este tipo de sueños. Son la excepción que confirman concepciones teóricas y metodológicas descritas. Son la confirmación de otras concepciones que entienden los sueños como un fenómeno resultado producido por el cerebro en los procesos de aprendizaje y fijación de experiencias.

Concluiré el post con una cita de Freud extraída de su libro “La interpretación de los sueños” que dice así:

Los sueños nunca se ocupan e pequeñeces; cuando dormimos ni nos dejamos perturbar por nimiedades”

Hasta la próxima.

Tipos de sueños: Sueños precognitivos

Dali three sphinxes of bikiniEstos tipos de sueños indican posibles tendencias evolutiva sobre actitudes, conductas y proyecciones que se están haciendo en el mundo de vigilia.

Al respecto, Carl G. Jung, identifica la prospección como una de las funciones de los sueños. Son sueños orientados hacia el futuro fruto de la tendencia vital del soñador. Nos informan sobre posibles consecuencias futuras generadas por nuestros actos, pensamientos, actitudes, decisiones, sentimientos. Podemos decir que representan un ensayo como resultado del momento presente.

En su libro “El hombre y sus símbolos”, Carl G. Jung lo explica de la siguiente manera:

Por lo tanto, los sueños a veces pueden anunciar ciertos sucesos mucho antes de que ocurran en realidad. Esto no es un milagro o una forma de precognición. Muchas crisis de nuestra vida tienen una larga vida inconsciente. Vamos hacia ellas, paso a paso, sin darnos cuenta de los peligros que vamos acumulando. Pero lo que no conseguimos ver concientemente, con frecuencia lo ve nuestro inconciente, que nos transmite la información por medio de sueños.
Para concluir con esta entrada resaltar que los sueños pueden cumplir la función de hacernos experimentar a modo de ensayo situaciones desconocidas que bien podemos vivir, con más o menos proximidad, en nuestro futuro.

Realmente el tema expuesto es sumamente complejo y hay gran variedad de puntos de vista por lo que os animo a hacer una reflexión partiendo de la siguiente cita: de Buddha:

“Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado”.